Un ciudadano culto e instruido es condición vital para conservar una sociedad verdaderamente democrática. Miguel A. Terán

Podría decir que este título es un parafraseo a lo expresado por el escritor y político peruano Mario Vargas Llosa. Cuando éste afirmó que “Una sociedad libre y democrática tiene que ser una sociedad de lectores y la lectura es fundamental para la formación del ciudadano libre y democrático”.

lidervoice-logoPrefiero, sin embargo,  expresar la idea refiriéndome a la necesidad e importancia que el sistema social forme un ciudadano culto e instruido, quiero decir adecuadamente informado y consciente de lo que ocurre en su entorno y en el mundo, así como claro en sus deberes y derechos. En otras palabras, no es viable o no será sustentable en el tiempo una verdadera democracia donde los ciudadanos sean individuos ignorantes.

Expresaba el Libertador Simón Bolívar que “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”, no dejaron de tener toda razón sus palabras y la historia ha demostrado como los pueblos ignorantes son atrapados por gobernantes y falsos líderes que los hacen caminar por oscuros senderos. Sigue leyendo