Detengamos nuestra Tragedia de continúas masacres que nos roba valiosas vidas, hurtándonos la paz que necesitamos para vivir como seres humanos.

Una vieja expresión refiere «Que la oportunidad hace al delincuente». En USA la facilidad de adquirir armas en general, y armamento de gran potencia en particular, hacen de un simple «loco” un potencial asesino colectivo. Parece lógico que podamos tener una pequeña arma en nuestra casa, una pistola, por si acaso; pero de allí, a tener arsenales que incluyen rifles de alta potencia y miles de balas, ya es otra cosa.

En un país, donde hasta para trabajar haciendo manicure y pedicure, se exige un entrenamiento de muchas horas, la presentación de exámenes y el requisito de una licencia de cosmetología, para luego cumplir con unas horas anuales de educación continua que permitirán la renovación de la licencia; luce entonces inconcebible, el libertinaje y descontrol en la compra de armamento.

Esa cosmetóloga recibe entrenamiento en temas de salud para no hacer daño por descuido o ignorancia a sus clientes. Pero, se puede comprar un arma de cualquier dimensión y potencia, con capacidad de hacer mucho daño, sin ningún requisito, más allá que disponer de los dólares necesarios para pagarla.

Es un hecho que todo control disminuye la oportunidad de quien podría delinquir. Establecer exámenes psicológicos, revisión de antecedentes y registros criminales como condición para el otorgamiento de una licencia, de limitada vigencia, para el porte de armas, y renovable cada cierto tiempo, evitaría muchas de estas tragedias.

En otros lugares del mundo, ese tipo de simple “loco”, sin fácil acceso a la compra de armas, no le queda otra opción -en su locura- que entrar con un cuchillo a una estación del metro e intentar apuñalear a algunas personas, quizá logrando hacer daño, pero muy limitado.

Sin embargo, este joven asesino de la tragedia que hoy nos enluta solo debió disponer del dinero para comprar esas armas y lo demás es una triste y reciente historia. Rezar es válido, pero como una segunda opción, porque si la consideramos la primera opción sería una triste demostración de conformidad, tolerancia y resignación.

No debemos permitir que lo anormal se convierta en algo normal. No debemos desensibilizarnos ante lo anormal e irracional. La idea es hacer algo, porque el día que este tipo de tragedia nos afecte directamente a alguno de nosotros o de nuestros seres queridos puede estar cada vez más cerca; «Our day is coming», en una escuela, en un centro comercial, en el trabajo o simplemente en una discusión de calle o con un vecino.

Entendiendo que existen en el sistema social fallas complejas que están produciendo problemas de salud mental, iniciar la búsqueda y reparación de éstas es la solución a largo plazo, ya que requerirán mucho tiempo -décadas quizá- para hacer y lograr cambios y transformaciones en la sociedad.

Pero, mientras trabajamos en encontrar y resolver esas raíces profundas del problema, debería existir la voluntad, la conciencia y el compromiso de políticos, gobernantes y ciudadanos para exigir y establecer leyes fuertes y estrictas en el control de armas, no leyes débiles, permisivas ni redactadas solo para defender intereses políticos o económicos.

Como ciudadanos es vital expresar nuestra voz de dolor y descontento en busca de cambios y -hasta que éstos ocurran- solo nos queda pedir a Dios que nos proteja. Desde nuestros corazones hagamos llegar sinceras palabras de pesar a los familiares de esas inocentes víctimas, que engrosan una lista que refleja la decadencia humana y social hacia la cual caminamos aceleradamente desde hace algún tiempo.

Debemos comprender que muchas “verdades” son construidas con mentiras.

Miguel A. Terán

La palabra razón es definida en el diccionario como el “Argumento o demostración, que se presenta o alega, en forma de pruebas o razones, en apoyo de algo o alguien”. Entonces, detrás de la razón debería estar siempre la verdad.

Sin embargo, emociones como el amor o el odio; así como, múltiples intereses, convicciones, creencias, paradigmas, ideologías, cultura, fanatismos y más nos llevan a desvirtuar argumentos y demostraciones, deteriorando y sesgando con ello la verdad. Una vez desvirtuada la razón, la “verdad” que ella sustenta toma rumbo hacia alguno de los extremos, lo cual genera conflictos al negar la existencia del otro extremo o la validez de otros argumentos o puntos de vista.

Parte del problema también ocurre cuando una mentira es repetida tantas veces, que creemos y nos convencemos de que es verdad. A Joseph Goebbels, Jefe de Propaganda del Partido Nazi, se le atribula frase “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Tristemente, las enseñanzas de Nicolás Maquiavelo siguen vigentes para algunos, especialmente en el mundo político y en los negocios.

LOS RIESGOS DE SEGUIR A UN LÍDER CARISMÁTICO

Miguel A. Terán

La palabra carisma hace referencia a una especial capacidad o convincente encanto que poseen algunas personas para atraer, fascinar, cautivar o inspirar otros. Un individuo carismático basado en esa capacidad puede influir o motivar, consiguiendo seguidores y adeptos, para que le apoyen en su causa.  

Sin embargo, el riesgo es que el líder carismático puede vender a sus seguidores su “verdad” acerca de esa causa, pero no necesariamente su carisma garantiza que esa “verdad” sea la auténtica y real verdad.

Generalmente, el estilo de liderazgo carismático se basa en una personalidad encantadora, un lenguaje corporal positivo unido a excelentes habilidades de comunicación, a través de un verbo que logra persuadir, alinear y comprometer a otros individuos para que les sigan o le “compren” su idea, objetivo o proyecto.

TERCERA GUERRA MUNDIAL – Un escenario apocalíptico que debemos evitar.

Einstein expresó «No sé con qué armas se combatirá la Tercera Guerra Mundial, pero la IV Guerra Mundial se peleará con palos y piedras». Y sus palabras, sin duda, serán absolutamente válidas en caso de alguna nueva confrontación mundial. En este momento que el conflicto Rusia-Ucrania, ha pasado de local a mundial, al involucrarse “indirectamente” muchas naciones, el escenario de una nueva gran guerra aparece como una monstruosa y posible realidad.  

Podríamos considerar que una nueva guerra mundial en realidad sería la Primera Guerra realmente Mundial, ya que en esta nueva confrontación estaría involucrado por primera vez -de una u otra forma- el planeta entero. Mientras la “primera guerra mundial” fue centrada en Europa y, si bien es cierto, que en la segunda guerra mundial estuvieron involucrados más países, es válido aclarar que el campo de batalla se restringió a ciertos lugares, no fue global, y esa deberia ser una referencia válida -a considerar- para otorgar el título de mundial.

Continuar leyendo en la página 2

El Conflicto – La importancia de observarlo desde una perspectiva integral. Miguel A. Terán

El diccionario define conflicto de diferentes maneras mencionando palabras tales como enfrentamiento, confrontación, combate, pelea, etcétera. Pero sus raíces surgen de la coexistencia de tendencias, puntos de vista, expectativas, perspectivas e intereses diferentes, contradictorios o contrapuestos. En un conflicto, todas las partes involucradas -directa o indirectamente- tienen alícuotas de culpa.

Injusticias, diferencias, maltratos, desigualdades e inequidades con el tiempo se convierten en inquietudes y malestares que luego evolucionan a problemas, para finalmente concluir expresándose como conflictos. Igualmente, la percepción de riesgos reales o ficticios, miedos, inseguridades, etcétera, también alimentan el conflicto.

Los conflictos pueden tener diferente nivel de gravedad y sus efectos son generalmente expansivos, ya que, en el tiempo, terminan involucrando o afectando a individuos y entornos que no están directamente involucrados en el problema ni en la decisión de iniciar un conflicto.

Sigue leyendo El Conflicto – La importancia de observarlo desde una perspectiva integral. Miguel A. Terán

LAS DESIGUALDADES ABRUMADORAS – Bernardo Kliksberg

El pensador argentino Bernardo Kliksberg es reconocido como una autoridad y especialista mundial en temas económicos, sociales y organizacionales. Ha sido asesor de la ONU, OEA, UNESCO, UNICEF, FAO, OIT, OMS, entre otras. Autor de 63 libros.

Profesor invitado de universidades tales como La Sorbonne, Columbia University, New York University, South California University, Harvard University, Washington University, Oslo University, Georgetown University, Hebrew University of Jerusalem, Birmingham University.

El Dr. Kliksberg posee Doctorados Honoris Causa de varias universidades e innumerables premios y reconocimientos internacionales. Otras referencias de su extensa experiencia y conocimientos pueden conseguirse en Wikipedia. Este es un artículo del año 2015, pero aún plenamente vigente.  

BERNARDO KLIKSBERG|  Diario EL UNIVERSAL, Caracas. 2015

El informe fue publicado hace pocos días, y la noticia se hizo viral. El Credit Suisse Bank lanzó su reporte 2015, sobre las tendencias mundiales en materia de riqueza. Señala que hay en el mundo 120.000 personas que tienen más de 50 millones de dólares cada una. Constituyen el 0,7% de la población mundial y son poseedores del 45% de la riqueza global. Su participación en esa riqueza viene aumentando desde el 2008. Cuando se toma el 1% más rico del planeta, tenía en junio 2015, el 50,4% de la riqueza mundial. Es decir, el 1%, tiene hoy más que el 99% de los habitantes del mundo. Dice el informe que es el mayor nivel de desigualdad del último siglo.

Cuando se va un poco más allá, y se toma el 5% más rico, tiene el 76,6% del producto bruto mundial. Y si se busca el 10% más rico es poseedor del 87,7% de todos los activos. O sea queda para el 90% de la población del mundo solo el 12,3%.

Esta concentración del ingreso, hace que quede muy poco espacio para un dinámico actor de la economía, las clases medias. Solo son el 13,9% de la población mundial.

Las polarizaciones son como dice otro informe sobre el tema, de la prestigiosa ONG, Oxfam Internacional, «abrumadoras». 3.400 millones de personas adultas, no tienen más que 10.000 dólares o menos cada una. Las 86 personas más ricas tienen más que todos ellos.

En América Latina, son aún más agudas. La clase media conforma según el Credit Suisse Bank solo el 10% de la población adulta, menos que el promedio mundial. En Perú es solo el 10,3%, en México el 13%.

La región ha hecho progresos pero sigue teniendo el peor coeficiente Gini de todas las regiones.

¿Qué tiene de malo que la desigualdad aumente? Todo. Más desigualdad en un país, significa más pobreza, menos demanda interna, menos capacidad de ahorro nacional, alta deserción escolar, debilitamiento de la cohesión social, más violencia, hasta incide en aumentar la tasa de divorcios, afecta la salud de las personas, y erosiona la confianza y otras dimensiones del capital social.

Los países con menor desigualdad del mundo, Noruega, Suecia, Dinamarca, y Finlandia, son los que hoy encabezan los principales rankings de naciones. Es donde la gente vive más años, no hay corrupción, tienen las tasas más bajas de criminalidad, lideran la tabla de desarrollo humano, tienen bajo desempleo y muy alta productividad.

Su secreto, fue la existencia de grandes pactos nacionales entre las políticas públicas, empresas con responsabilidad social, sindicatos, una sociedad civil movilizada, para alcanzar altos niveles de igualdad. Ello se implementó entre otros aspectos a través de educación de calidad para todos. Sus jóvenes están becados por toda la sociedad para cursar desde el preescolar hasta un postgrado. Asimismo, en protección la salud garantizada para cada uno, y en bajas distancias entre los ejecutivos, y los operarios. Una mujer que da a luz en Noruega, tiene 15 meses de licencia paga, y el cónyuge masculino tres meses. Suecia es el país líder del mundo en igualdad de género. Finlandia encabeza las tablas que miden la calidad de la educación.

La desigualdad no es un destino ineluctable. Depende de lo que las sociedades hacen.

El Papa Francisco ha advertido continuamente sobre el crecimiento de las desigualdades. Ha señalado: «Los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión, los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza, y estructuras económicas injustas que originan las grandes desigualdades».

La más reciente obra del autor «La responsabilidad social en acción». Puede ampliarse en YouTube, en su serie de TV «El informe Kliksberg» nominada al Emmy.

Kliksberg@aol.com

Recomendación de Película: 7 años

Cuatro socios, fundadores de una exitosa y lucrativa empresa de diseño de aplicaciones tecnológicas, ambiciosamente decidieron evadir el pago de impuestos en sus abultadas ganancias, desviándolas hacia un paraíso fiscal y -ahora- están a punto de ser descubiertos por las autoridades de impuestos.

Considerando que era inminente el castigo legal, decidieron contratar un mediador para que les ayudara a decidir a quién echarán la culpa del fraude, ya que era posible que solo uno de ellos aceptara declararse culpable y pasar 7 años de cárcel, exculpando a los otros tres socios.

Era una empresa y un grupo directivo – y de “buenos amigos”- que aparentemente funcionaba muy bien, en tiempos de gloria, pero que se trastornó y transformó totalmente durante el proceso de negociación, durante el cual salieron cantidad de “trapos sucios” ante la inminente escogencia de un culpable que pasaría varios años en prisión.

Interesante drama que deja al descubierto una realidad en muchas organizaciones, donde existen temas ocultos, rivalidades, envidias y treguas armadas entre directivos, gerentes y otros de sus componentes, las cuales permanecen “congeladas” mientras las cosas marchan bien.  

Género: Drama Psicológico Organizacional / Empresa /Negocios

Director: Roger Gual

Actores: Àlex Brendemühl, Juana Acosta, Paco León, Juan Pablo Raba, Manuel Morón

Producida en 2016 /España (Duración: 76 minutos) – Disponible en Netflix

EL TRABAJO REMOTO O A DISTANCIA – Razones para considerar esta opción. Miguel A. Terán

Los avances de la tecnología permiten considerar cambios en la dinámica laboral que hace apenas unos años atrás parecían imposibles. Sin embargo, aunque el avance y la oportunidad de cambio están allí, la transición estará en manos de quienes dirigen las empresas, instituciones y organizaciones.

Es claro que por las características propias de muchas actividades o posiciones de trabajo no es posible que todos puedan tener la opción de funcionar en remoto o a distancia. Existen, sin lugar duda, actividades que requieren la presencia física del trabajador en el lugar de trabajo.

Continuar leyendo en página # 2

RECOMENDACIÓN DE PELÍCULA

El Patrón: Radiografía de un Crimen

Es una película en coproducción argentino-venezolana (2014) de género dramático/criminal. La película es una adaptación del libro escrito por el reconocido y ya fallecido jurista argentino Dr. Elías Neuman, texto basado en un hecho real a su cargo en la década de los años 80´s.  En ese caso real, el Dr. Elías Neuman, era un penalista prestigioso y de elevados honorarios profesionales, quien decidió ejercer la defensa del inculpado totalmente gratis, ya que éste era un indigente y, además, con absoluto desconocimiento de las leyes.

Es una interesante y fuerte historia basada en el tema de la esclavitud laboral contemporánea, la cual sigue siendo una realidad en muchos lugares del mundo. Pero que deja al descubierto muchos otros problemas de la sociedad. Entre ellas una deficiente e injusta administración de justicia, cargada de corrupción, discriminación, desigualdades, politización, falta de transparencia, tráfico de influencias, violación de derechos y más. Cuando en realidad la justicia debe ser una de las herramientas vitales de la democracia, como garantía de igualdad y equilibrio.

Dirección / Guión: Sebastián Schindel, Nicolás Batlle y Javier Olivera

Elenco artístico:  Joaquín Furriel, Mónica Lairana, Guillermo Pfening, Luis Ziembrowski, Victoria Raposo, Germán De Silva y Andrea Garrote.

Duración: 98 minutos.

Disponible: NetFlix

Subtítulos: English & Portugues

Participación en Festivales: La película participó en muchos festivales alrededor del mundo donde recibió variados premios. Entre ellos, el Festival de Varsovia, el Festival de Guadalajara, el Festival Internacional de Cine de Viña del Mar, Chicago, La Habana, Santa Bárbara, Mar del Plata, Seattle, Varsovia y Busan en Corea del Sur.