El líder que pierde contacto con la realidad. Miguel A. Terán

Afirmaba, el estadounidense Max DePree, quien fue uno de los grandes expertos en liderazgo, que la primera responsabilidad de un líder es definir la realidad. Afirmación absolutamente cierta, porque ese será el camino que el líder y sus seguidores transitaran.

Sin embargo, debemos estar claros que es extremadamente difícil la tarea de definir la realidad. Es complejo –cuando no imposible- para el líder,  o para cualquiera de nosotros, que la realidad sea algo distinto a la manera de percibirla o interpretarla, procesos que son resultado de nuestras propias creencias y paradigmas.

Tal vez para cosas, sucesos, eventos o circunstancias elementales la interpretación de la realidad estará basada en los sentidos y en hechos; pero más allá de lo básico se apoyará en nuestras percepciones, las cuales son guiadas por una compleja mezcla de emociones y “razones”. Sigue leyendo